lunes, 9 de noviembre de 2009

NIKE 2009 - Otra carrera "diferente!"

Para la casi totalidad de corredores, participar en la NIKE 10K es casi una "religión", ya que es la que congrega a la mayor cantidad de corredores (y caminantes ...) que se realiza en Montevideo. Si además se le suma que en esta oportunidad la camiseta era amarilla -y la mayoría de los shorts son negros-, la fiesta "aurinegra" estaba asegurada.
Como sucede en estas carreras más "comerciales", corrí acompañando a Gonza (mi hijo), que con sus 16 años no entrena nunca. Así que iba una vez más preparado para tratar de llegar, al menos decorosamente.
Antes del arranque y mientras esperábamos junto a los compañeros del equipo, nos sacamos una foto con el "gran Indio Oscar Cortinez", olímpico argentino en la distancia reina (42K), quien vino a participar de esta fiesta y alcanzó el 2o. lugar, a muy escasos segundos del ganador. Perdón por la "cholulez", pero es la única oportunidad de estar cerca de un corredor de este nivel. Cuando le comenté que el próximo sábado estaremos por su patria corriendo los 42K en Villa La Angostura, nos dijo que fuéramos hasta el stand de Gatorade diciendo que somos sus amigos, y que nos van a atender de maravillas. ¡Flor de tipo!
En esta foto aparecemos los "artiguenses" del equipo.
Después del "periplo" por los médicos de las últimas dos semanas, me protegí la rodilla y arrancamos a ritmo suave con Gonza. Pudimos soportar sin dificultades la bajada y dura subida de Av. del Libertador, para posteriormente tomar la bajada de Rïo Negro hasta la Rambla. Al llegar a los 3K, con 20' de tiempo, Gonza empezó con un dolor en el pecho ... un "nudo" según dijo, lo que lo llevó a caminar durante un tramo. Así fuimos entre "trote" y "caminata", avanzando lentamente. Al llegar a los 5K, teníamos 37' de carrera ... encontramos a Enrique Schincha, un amigo de mi época de estudiante universitario, cuando compartíamos una habitación en el local de AEBU. Nos alcanzó para conversar y ponernos al día con nuestras actividades.
Cuando Gonza recuperaba el aire, podía mantener un trote sostenido y avanzar bastante. A los 8K, ya divisando a lo lejos la línea de llegada, habíamos puesto 1h 02' ... Le sugerí un esfuerzo adicional para intentar llegar en menos tiempo que la Reebok (donde pusimos 1h 12'27"). Finalmente, arribamos en un tiempo neto de 1h 12' 57", levantando los brazos y sintiéndonos los primeros ... superamos a un montón de gente en esos últimos 300 mts., pues Gonza pudo sostener el trote. Nos esperaba el grito del "hermano" de locuras Pablito Lapaz, que con su familia estaba sobre el arco de llegada sacando fotos.
Después de recibir la medalla recordatoria y la botella de Gatorade, emprendimos el regreso con Seba (el amigo de Gonza), que había puesto poco más de 47'.
En lo personal, lo tomé como un entrenamiento suave para la maratón de Villa La Angostura, el próximo sábado. Lo bueno fue que la rodilla soportó bastante bien, pues apenas sentí una molestia leve. Seguimos en la ruta ...

2 comentarios:

_isma.m dijo...

no nos encontramos... estuvimos con NICO participando, pero sólo para testear como andábamos!!! Desp fijate los tiempos.- Saludos

Jorge Xavier dijo...

Es que no nos encontramos porque nosotros estábamos vestidos de amarillo ... Y con seguridad Uds. anduvieron "volando".