lunes, 14 de enero de 2013

NB Adventure Race - Punta Ballena

La de ayer domingo 13, fue otra preciosa jornada vivida a pleno en una nueva edición de la NB Adventure Race, con largada en la zona de Solanas - Punta Ballena.


Como sucede año a año, un muy buen número de corredores -de los experientes y de los otros- nos dimos cita tempranito, para largarnos a correr a las 9:15. En la previa, fue el momento del reencuentro que un montón de amigos aventureros y para recordar anécdotas y para ponernos al día con los desafíos que cada uno ha ido trazando (y "contagiarnos" de algún otro). En la foto, estoy junto al "Abeja" Luis Castro, la "Hiperactiva" Andrea Ayala que culmina una semana de entrenamientos de fondo muy duros, el "Bermuda" Willy de Armas y el "inconsciente" Javier Cuadrado, que en 6 meses ya se ha puesto a correr estas distancias y va por algún desafío "laaaaargo" en el año ("Yaboty Ultra Maratón" aparece en el escenario).

Considerando el enorme calor que se está registrando en estos días, decidí largar con mochila de hidratación a la espalda, para asegurar un mínimo de reposición durante el tramo dentro del Arboreto Lussich. En esta oportunidad, la largada se hizo en la entrada principal de la playa de Solanas, para correr casi 1K sobre la arena hacia Punta Ballena, donde giramos a la izquierda y tomamos la calle que sale debajo del intercambiador en la ruta Interbalnearia. En ese tramo, fuimos con el "Abeja" y "Kike" Navas, como lo registra la foto.


Tomamos la muy dura subida hacia el Arboreto, donde ingresamos a la izquierda para encontrar la sombra y el aire renovado de esa zona. Trotar por esos trillos es un verdadero placer, en contacto con la naturaleza en una de sus expresiones más amigables. Durante ese tramo en subida casi permanente, encontramos mucha arena, piedras, ramas y alguna que otra dificultad en el terreno.
"Cuando no veas la cima, camina", enseñan los Tarahumaras. En mi caso, no solamente cuando no veo la cima. Prefiero no "quemarme" en las subidas, así que cuando el terreno se ponía complicado, subí caminando, guardando energías para los tramos siguientes.


En esta etapa, los competidores vamos bastante parejos ya que todos sienten el esfuerzo en mayor o menor medida, haciéndose difícil además superar a otros dado lo complicado del terreno. Avanzaba a un promedio de 5'50"/K aproximadamente, que estaba dentro de lo previsto para esta carrera.


Aproximadamente a los 4K llegamos a la cima del cerro, donde está el mirador con una vista espectacular de la Laguna del Sauce. A partir de allí, me largué a bajar a un muy buen ritmo, intentando "imitar" a Kilian Jornet (¡qué atrevido!) en los videos que estuve viendo sobre sus entrenamientos. Hubo algún momento en que bajé a 3'20" sintiéndome "Flash" ... hasta que casi me hago "pelota" intentando frenar. Al final de esa bajada, llegamos a la salida del Arboreto -llevábamos 8.5K- donde había un puesto de hidratación (¡con vasitos!). Menos mal que llevaba mi mochila de hidratación, ya que de lo contrario hubiese perdido bastante tiempo intentando saciar mi sed.

Enseguida de la salida, tomamos por el borde de la Interbalnearia hacia el Oeste, rumbo a la entrada del Complejo Solanas, donde ingresamos para correr por sus calles internas. ¡No hay derecho! Ver gente disfrutando de sus vacaciones, en tanto nosotros estábamos "sudando la gota gorda" al rayo del sol, trotando por esos lugares privilegiados, induce a pensar que alguien está viviendo equivocado. ¿O no? Nunca tan ajustado el cuento de Marciano Durán titulado "Esos locos que corren".


El largo tramo dentro del Complejo -con un sol que ya "picaba" bastante- se hizo algo aburrido. Salimos de las calles asfaltadas para trotar por calles de balastro y arena, para finalmente salir al costado de Laguna del Sauce. A los 10K marcaba 1h 00'21".


En ese momento, encontré a Jorge Beltrán (organizador) que me tomó la foto que sigue. El precioso panorama -tanto la vista de la laguna como las construcciones residenciales- contrastaba con el sofocante calor. Trotamos a ritmo sostenido por la calle que bordea toda la laguna, atravesamos el pasaje de madera frente al Hotel, nos refrescamos en las duchas que se encuentran al final de ese tramo, y continuamos por la calle doblando hacia el mar. Casi enseguida recibimos un vaso de Gatorade (el que llevaba en la mochila se parecía bastante a una "sopita" a esa altura) y abundante fruta, momento que aproveché para alimentarme.

Recuerdo que en ocasiones anteriores, nos metíamos nuevamente al monte para cruzar la represa ubicada sobre el Arroyo Potrero y salir por el predio del Batallón del Ejército. En esta ocasión, el recorrido cambió. Por ese tramo, nuevamente me alcanzó Andrea Ayala (cuando paré a solucionar un "problema de exceso de liquidez"), que corría junto a Gabriel Hodorovsky, gran "seguidor" de estas crónicas.

Después de los comentarios sobre el cambio de recorrido en relación con los años anteriores, salimos al costado de la Ruta Interbalnearia para doblar hacia la derecha. Llevábamos unos 18K aprox., y de acuerdo con mis cálculos, avanzaba a un promedio de 6'/K. Bordeamos el arroyo Potrero al cruzar bajo el puente (no tuvimos que mojarnos, aunque muchos lo deseábamos), para tomar hacia la playa de Chihuahua, del otro lado de la ruta.


Completé los 20K en 2h 00'42", es decir que mantenía exactamente el mismo ritmo que en los primeros 10K. Llegando a los 19K nos esperaba la durísima duna en el ingreso a la playa, para posteriormente correr por la arena -bastante suelta en esta parte- hacia la zona de llegada. Se hizo duro, dado el cansancio que traía, pero finalmente completé los 21K 540 mts en un tiempo neto de 2:09'14" (6'/K), prácticamente el mismo resultado que en el año 2012.

Ocupé la posición 185 entre los 410 de la distancia (percentil 45), y la 24 entre los 70 de la categoría Caballeros 50-59 (digno percentil 34). Durante la semana, había hecho un entrenamiento fuerte y venía con algo de sobrecarga, así que el hecho de haber podido mantener el tiempo, me deja más que satisfecho.

Casi seguramente haya sido el último entrenamiento de fondo para el Cruce Columbia que me espera del 8 al 10 de febrero. Nos vemos, en la ruta.

2 comentarios:

ANDREA AYALA dijo...

Gracias JX por el apodo más eufemístico Andrea"Hiperactiva" Ayala, que es más light que La Loca Ayala con que 'me conocen en Correcaminos (dime con quién entrenas y te diré qué grado de cordura conservas).
Seguimos descontando días para El Cruce, ahora sí, bajando km,después de la semanita "de fuego" de más de 100k que pasé(en la que no sabés cómo se me venía a la mente nuestro querido Marciano Durán).
Un gran abrazo para ti y Gabriel Hodorovski, un tipazo con quien tengo el gusto de formar parte del grupo. Nos vemos en carrera!
La Loca Ayala (Reloaded).

Jorge Xavier dijo...

Estamos ahí, Andrea "Reloaded" Ayala. Nos vemos "en los volcanes".