sábado, 27 de diciembre de 2014

LA MISIÓN 160 Km en Villa La Angostura, 02/2015

video

Entre el 14 y el 17 de febrero,  estaré participando de La Mision en Villa La Angostura. Será mi 4a edición consecutiva, después de haber iniciado estas aventuras invitado por Pablo Lapaz en 12/2011 en San Martín de los Andes ( 69h 18m), en 12/2012 con 63h. 42m, y en 02/14 con 55hs 34m., en esta última edición junto a los Hermanos de la Montaña. Este próximo año, 10 a edición de la carrera,  será el inicio de los entrenamientos fuentes para la Gore-Tex Transalpine Run,  en agosto. 

En este video, tengo el honor de aparecer en el min. 2.56 junto a la marplatense Mónica Barg, y en el min. 4.35 festejando en la llegada. A los 5.17 aparece el gran Berni Frau, junto a sus compañeros.

sábado, 20 de diciembre de 2014

VILLA SERRANA ULTRA TRAIL 2014


El pasado sábado 13 tuve el privilegio de disputar la primera edición de la "Villa Serrana Ultra Trail", carrera que ofrecía cuatro distancias: 10, 21, 42 y 84 Km, con la organización de Leo Yozzi y su equipo. Considerando la enorme cantidad de kilómetros corridos en este año, me inscribí en la distancia "42 Km" (que en realidad fueron 39), modalidad en la que también largaron Douglas Hernández -con quien fuimos hasta la carrera, pernoctando en el Salto del Penitente- y Susana Dalmás (compañera de entrenamientos en el Cantero). Los amigos Pablo Lapaz y Ruben Beledo, largaron la distancia mayor (en realidad fueron 91 Km) a la 1:30 de la madrugada, razón por la cual viajaron en la tarde del viernes ya que debían asistir a la charla técnica en El Mesón de las Cañas en la noche. El clima hacía prever una jornada calurosa.

Con Douglas cenamos en Minas y nos alojamos en el Salto del Penitente, donde pudimos dormir poco... a la madrugada, no más de las 2:30 empezamos a sentir ruidos de vehículos y gente. Eran corredores que habían viajado de algún otro punto y decidieron hacer "base de operaciones" allí, pero no para descansar. Por tanto, pudimos dormir muy poco.

A las 5:10 salimos rumbo a Villa Serrana, ya que aún debía retirar mi número, correspondiéndome el 430. Apenas empezaba a despuntar el sol, los 32 competidores de esta distancia salimos rumbo a las sierras, donde ya desde el inicio Diego Rodríguez se puso al frente a un ritmo sostenido. He tenido el privilegio de recorrer zonas de diferentes partes del mundo en horarios variados, pero indudablemente la paz que se respira en las sierras de Minas, a primeras horas de la mañana, es inexplicable. Cuando fui a retirar el certificado médico para la carrera, el deportólogo me lo extendió pero dejó constancia en la ficha de que no era partidario de que corriera esa distancia, ya que hacía 5 semanas que había participado de la Maratón de Nueva York... Le prometí que la iba a hacer a ritmo bien controlado, sin exigirme en ningún momento, así que salí a trote suave.

Alrededor del Km 5, me alcanzó y superó Susana Dalmás seguida por Lucía Daglio. Nos saludamos muy brevemente y seguimos en general subiendo por caminos de campo, alguna servidumbre, atravesamos innumerables alambrados y en alguna ocasión, chapoteamos en el barro. Este tipo de terrenos me encanta... Por el km 8, me alcanzó Mary Martínez y también de a poco se fue adelante. ¡Ya ni en la categoría femenina compito!

 Pese al sol que ya bañaba todo el panorama, el día seguía estando algo fresco, lo que resultaba ideal para trotar a campo traviesa. En muchos tramos, el recorrido estaba marcado con cintas en el medio del campo, sin ninguna huella que nos ayudara, razón por la cual había momentos en que debíamos esquivar matorrales, espinas, piedras y demás obstáculos del terreno.

 Viendo paisajes como el de la foto, hay momentos en que a uno le vienen ganas de quedarse un largo rato dejando volar la imaginación; ni que hablar cuando en medio del monte, se escuchan cantos de pájaros y se perciben aromas puros. En general, avanzaba en soledad -como me gusta-, escuchando apenas a lo lejos, algunas voces de otros corredores que en las sierras se propagan con facilidad. Cuando conseguía divisar alguna camiseta naranja en medio del campo, me daba cuenta que estaban a no menos de 500 metros, pero los sonidos parecían venir de muy cerca.

Llegamos al puesto de hidratación en el Km 13 -atendido por personal del Ejército Nacional-, momento en el que giramos a la izquierda por una carretera de balasto por unos dos kilómetros. En ese tramo, encontré al gran Miguel Angel Rivadavia (Rocha), que había largado los 84 Km (llevaba unos 30 Km aprox. a esa altura). Conversamos brevemente, nos sacamos la "selfie" y continuamos nuestro camino.
 Volvimos a ingresar a senderos de campo, para emprender un recorrido ahora generalmente en bajada, hasta llegar a la base del Salto del Penitente. El panorama es impresionante, como pueden ver en las fotos.
Las señales indicaban subir la sierra entre piedras y matorrales. No es necesario agregar que este tipo de dificultades son las que más me agradan, así que me puse a subir a marcha firme, con un par de competidoras que veía iniciar la subida. Cuando llegué a la cima, al otro lado del arroyo Penitente frente al parador, había un puesto de abastecimiento con comida y abundante hidratación también atendido por personal del Ejército. Me alimenté y tomé un par de vasos de Coca Cola, mientras conversaba con los que lo atendían. Me comentaron que "dos mujeres que  andan volando pasaron hace unos 10 minutos" (Susana Dalmás y Lucía Daglio).


Enseguida nuevamente emprendimos la bajada de la sierra, para llegar después de un largo rodeo nuevamente al arroyo Penitente, donde debíamos cruzar hacia el otro lado. Atravesé el monte y nuevamente venían tramos en subida por el filo de la sierra, saltando por centenarios cercos de piedras y esquivando muchas espinas. Ya el sol estaba haciendo sentir su rigor.


 Volví a salir a la carretera de balastro que había recorrido en la ida -cuando encontré a Miguel-, para ver a Mary Martínez que avanzaba unos 500 metros delante. Conversé brevemente con el soldado que estaba en el punto (un "olimareño" que en sus tierras había sido corredor de calle) -llevaba unos 28 Km-, me saqué algunas piedritas del calzado para evitar molestias, y seguí mi camino.
 En el Km 31, nuevamente alcancé el punto de abastecimiento que a la ida estaba en el Km 13, punto donde se daba el retorno de quienes habían largado los 21 Km, así que nuevamente empecé a encontrar corredores en el camino. Dado que ahora tenía una noción bastante clara de las distancias, iba indicando a quienes venían los metros que les faltaban para la hidratación y el retorno. A 500 metros de allí siento que me dicen "Jorge Xavier"... Era Mariella Puppo, compañera de trabajo en el Banco, que estaba de vuelta después de una larga lesión y disputaba su primera carrera del año.


A falta de unos 3 kilómetros, ya llegando a Villa Serrana, alcancé a Mary Martínez que venía bastante "fundida". Se alegró de que no fuera una mujer , ya que su preocupación era no perder el 3er lugar en la categoría. La acompañé durante un tramo en bajada, hasta que finalmente me insistió en que siguiera. Yo venía a un buen ritmo, superando a varios de los 21 Km que iban más adelante. Finalmente, con un tiempo total de 5 hs. 20m 50 seg. completé el recorrido "haciendo avioncito" en los tramos finales (7:38/km). No me puedo quejar. Me sentí entero en todo momento, regulé los esfuerzos sin hacer locuras, y marqué un tiempo mejor de lo esperado.  
Raúl Previtali y Fernando Botta aparecen en la foto, completando también el recorrido con una sonrisa de enorme satisfacción. El la llegada, me entero que Susana había sido primera entre las damas, en tanto Douglas fue 2do. entre caballeros.
 Encontré también a Julio Sosa -que corrió los 21 Km-, con quien compartiremos Patagonia Run en abril, en San Martín de los Andes. Ahí tienen la foto con su bebé en brazos.

En la distancia mayor, el triunfo fue para el argentino Gustavo Reyes junto al maragato Martín Rodríguez -9:13:54-, en tanto completó el podio Fernando de León -el yerno de Fabio Guillén, mi compañero de Passa Quatro, Minas Gerias- con 10:07:53. Rogelio Fernández fue cuarto con 10:13:43 en tanto los "monstruitos" Pablo Lapaz, Ruben Beledo y Aníbal Lavandeira llegaron 5os. con 11:57:46. En damas, María Cantera -14:58:50- y Ana Do Carmo -15:22:29- se subieron al podio.

En los 42 Km, el ganador fue Diego Rodríguez -3:27:54-, seguido por Douglas -3:56:52- y Juan Caraballo -3:57:38-. Ocupé la posición 17 entre 32 corredores. En damas, Susana marcó 4:56:03, Lucía Daglio 5:06:19 y Mary Martínez 5:22:12.

¿Qué agregar? Excelente recorrido y organización, en una carrera que ojalá tenga sucesivas ediciones.


El domingo 14 fue la fiesta de fin de año de El Cantero Entrenamientos. Allí aparezco rodeado de amigos mientras disfrutábamos de un precioso día de sol.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Gore-Tex Transalpine Run, 268 km, 16800 mts. de desnivel.

Si, este sujeto se dará un gusto en 2015, corriendo esta espectacular carrera que atraviesa los Alpes,  3 países en 8 etapas,  junto a Pablo Lapaz conformando el Equipo Charrúas.  Nada como sentirse vivo. Objetivo: llegar dignamente. Parece increíble si pienso que empecé a correr en agosto de 2006, y que tendré 55 años. Será otra preciosa oportunidad de rendir homenaje a la memoria de mis padres, y a la lucha de mi hermana y tantos otros que diariamente nos enseñan con su ejemplo y coraje. Sigo buscando límites; será éste?  Vamos por una nueva oportunidad de descubrir, aprender y crecer.  "El futuro tiene muchos nombres: para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos es lo desconocido, y para los valientes es la oportunidad" (Victor Hugo).